Menu

En La Dorada y La Merced conmemoraron el Día Nacional de las Víctimas

"Para que no me olvides", fue el lema que autoridades del municipio de La Dorada y víctimas del conflicto armado utilizaron para conmemorar el pasado lunes el Día Nacional de la Memoria y la Solidaridad con las Víctimas.

Esta población, afectada por la violencia, e instituciones estatales se reúnen cada año para rendir un sentido homenaje a la paz y la reconciliación a través de la reconstrucción de la memoria histórica y la implementación de estrategias de reparación simbólica, bienestar y mitigación del dolor.

El Parque Jorge Eliécer Gaitán fue elegido para realizar la ceremonia, en la que se entregó una ofrenda floral, placa conmemorativa de la Fuerza Aérea Colombiana y un mural.

El río Magdalena también fue protagonista durante esta jornada. Allí las víctimas y sus familiares lanzaron al agua claveles blancos en memoria de las personas que desaparecieron en las aguas del afluente más importante de Colombia.

Con este acto de resignificación, evidenciaron una vez más el perdón alcanzado hacia sus victimarios, gracias al trabajo que vienen realizando con diferentes entidades para avanzar hacia la paz y la reconciliaron y dejar atrás el dolor que los ha acompañado durante años.

En el municipio de La Merced, con un acto simbólico y un desfile por las principales calles del municipio, celebraron este Día.

Participaron autoridades, comunidad desplazada y víctimas del conflicto armado, quienes portaron carteleras, camisetas y bombas blancas pidiendo paz definitiva para Colombia. La marcha terminó en el parque principal, donde realizaron los actos protocolarios, un minuto de silencio y una ofrenda floral por los desaparecidos.

Por: La Patria

Leer mas...

En La Dorada, Caldas, entregan colegio que fue elefante blanco 12 años

Un elefante blanco. Así fue catalogada la institución educativa Juan Pablo II del municipio de La Dorada, al oriente del departamento de Caldas, que comenzó a ser construida en 2006, pero solo hasta este miércoles fue entregada a la comunidad y está lista para ser usada por los estudiantes y docentes.

Al acto asistieron autoridades locales y departamentales, estudiantes y maestros que aspiran aprender y enseñar lo más pronto posible en las instalaciones.

La obra tardó 12 años en construcción y tuvo una inversión cercana a los $10.000 millones. Además, pasaron cinco alcaldes, todos con la promesa de entregar el colegio.

Más de 1.500 estudiantes disfrutarán de las 28 aulas y de los espacios recreativos y educativos del lugar.

Allí funcionará una nueva sede del colegio Víctor Renán Barco, objetivo con el que nació el proyecto, ya que en 2006 era urgente una ampliación del lugar porque los estudiantes no cabían. Sin embargo, así estuvieron 12 años.

Según el gobernador de Caldas, Guido Echeverri Piedrahita, el retraso se dio por aspectos como la ineficiencia y la corrupción. Sin embargo, expresó que “esas circunstancias han sido superadas”, y agregó que la situación “era como una especie de herida abierta en el corazón cívico y educativo de La Dorada”.

La actual administración municipal se comprometió a dar fin a las obras, motivo por el que invirtió $2.000 millones, contrató estudios y tuvo en cuenta las exigencias de la comunidad educativa.

Era como una especie de herida abierta en el corazón cívico y educativo de La Dorada

“Consideramos que está en las condiciones adecuadas para que los estudiantes hagan presencia e inicien las clases el día de hoy, pero se tomó la decisión de que hoy se iba a dar apertura, pero que la iniciación de clases iba a ser posterior”, aseguró Natalia Robles, secretaria de Educación de la Dorada.

Este aspecto se da porque un sector de los padres de familia y sindicatos de maestros considera que la estructura tiene fallas y no es un lugar seguro para los niños.

Frente a esto, se refirió el secretario de Educación de Caldas, Fabio Arias “damos el pleno apoyo y aval a que este colegio tiene las óptimas condiciones para la enseñanza y el aprendizaje de los niños”.

Así mismo, expresó que por muchos años este proyecto fue una vergüenza para el departamento, pero hoy es un orgullo, pues es la mejor infraestructura física en un colegio del sector oficial en Caldas.

Aunque ya se entregó, aún hay una inversión por hacer y así el Juan Pablo II será todo un mega colegio. Se construirá un nuevo bloque, un auditorio y una piscina. Con elementos como estos y con calidad educativa aspiran a llegar a ser un colegio pionero en la jornada única en el departamento. Eso sí tanto la comunidad, como los maestros y estudiantes, esperan que no tarde otros 12 años. 

Por: El Tiempo / Manizales

Leer mas...
Suscribirse RSS