Menu

El aterrador dosier de feminicidios por paramilitares de Ramón Isaza

Cuando ya el jefe paramilitar Ramón Isaza y los máximos responsables de esos crímenes quedaron en libertad, por cumplir con las penas alternativas, la Sala de Justicia y Paz del Tribunal de Bogotá acaba de revelar el escabroso dosier de feminicidios de las Autodefensas del Magdalena Medio.

El expediente describe al menos 624 casos de múltiples tratos crueles e inhumanos del que fueron víctimas decenas mujeres en La Dorada (Caldas) y varios municipios vecinos entre finales de los 80 y mediados de la década pasada.

¿A qué corresponden estos delitos?

De estos delitos, 561 corresponden a hechos por acceso carnal o acto sexual, 27 a prostitución forzada y 18 a tratos inhumanos y degradantes. Lo más grave es que el Tribunal reconoce un subregistro enorme.

Los paramilitares de Ramón Isaza, que tuvieron como jefes a varios hijos del capo y yernos, practicaron la violación como arma de guerra y recurrieron al aborto forzado en muchos casos.

Estos son algunos de los casos citados en el expediente

El dosier cita varios casos de abusos cometidos por los hombres de Isaza, uno de los cuales es el de una joven de 22 años que fue secuestrada en su casa en Mariquita (Tolima) y llevada a una finca, donde la golpearon y torturaron con agujas por resistirse a tener relaciones sexuales con alias Duván.

Otro caso se registró el 3 de agosto de 1998, cuando un grupo de entre 180 y 200 hombres de las Auc del Magdalena Medio ingresaron al casco urbano de San Francisco (Antioquia) y se llevaron a una menor de 13 años. La menor fue abusada por Diomar Zapata, ‘Úber’, quien custodiaba a los cautivos.

El 14 de febrero del 2003, Jeimy, una trabajadora sexual de 20 años, fue asesinada y su cuerpo desmembrado y, al parecer, lanzado al río Gualí. Su pecado fue pasar cerca del campamento de los paramilitares en la vereda El Guayabo, en Fresno (Tolima).

“Cuando la mujer era sometida a prestar servicios sexuales a algún miembro del grupo, en caso de negarse la amarraban desnuda para que la picaran las hormigas o la que quemaban con cigarrillos”, describe el fallo.

También las sometían a aislamientos y amenazas para que no denunciaran. La mayoría de estas víctimas eran señaladas de colaborar o tener familiares en la guerrilla.

Piden tipificar el feminicidio como un delito autónomo

La magistrada ponente, Uldi Teresa Jiménez, pidió tipificar el feminicidio como un delito autónomo, para garantizar la investigación y sanción de las violencias contra las mujeres por motivos de género y discriminación.

La Sala de Justicia y Paz solicitó a la Fiscalía priorizar las investigaciones para la ubicación de fosas en donde puedan encontrarse restos de estas y otras víctimas.

Además, pidió al Centro Nacional de Memoria Histórica reconstruir las biografías de las mujeres víctimas de violencia sexual, “con el fin de que sigan vivas en la memoria social del departamento y del país, y con ello lograr eliminar el objeto de desaparición que el grupo paramilitar se fijó como objetivo con su actuar denigrante”.

Mujeres víctimas piden mayor compromiso del Estado

Representantes de mujeres víctimas de abuso sexual en medio del conflicto pidieron mayor compromiso del Estado para combatir la impunidad en las investigaciones de la justicia. Como lo reveló EL TIEMPO, la impunidad en los procesos que están dentro del auto 098 del 2008 de la Corte Constitucional supera el 97 por ciento.

El sexto informe de seguimiento al fallo dice que se mantienen los obstáculos que impiden a las víctimas hacer efectivos sus derechos.

Por su parte, Jineth Bedoya, subeditora de EL TIEMPO y directora de la campaña ‘No es Hora de Callar’, dijo: “Nos están matando con el incumplimiento, pasan informes y sigue la impunidad”.

POR: JUSTICIA / EL TIEMPO

Leer mas...

Una Doradense es la Mujer Cafam 2016

Yeisully Tapias Arcila, de 27 años, fue proclamada este lunes como la Mujer Cafam 2016, en reconocimiento a su labor de promoción del liderazgo juvenil en el barrio Las Ferias, una de las zonas más vulnerables del municipio de La Dorada (Caldas).

Tapias compitió por este galardón junto a otras 19 mujeres procedentes de distintas regiones del país, que fueron postuladas por el impulso al desarrollo de programas sociales y humanitarios, con los que contribuyen a mejorar la calidad de vida en sectores desfavorecidos de sus regiones.

Tapias está a la cabeza de la Asociación de Jóvenes Emprendedores (Asoje), conformada en su mayoría por desplazados entre los 16 y los 30 años, que viven en Las Ferias; esta organización se dedica a promover proyectos productivos y procesos de capacitación, para brindarles alternativas de vida a ellos y sus familias.

La ganadora recibió la estatuilla del Premio Cafam a la Mujer y 40 millones de pesos para apoyar el proyecto que lidera en su región.

Durante la ceremonia, que se llevó a cabo en el Teatro Galería Cafam de Bellas Artes, en Bogotá, y que contó con la presencia de María Clemencia Rodríguez de Santos, primera dama de la Nación, se entregó un reconocimiento a Nohora Elizabeth Hoyos Trujillo, quien promueve el desarrollo de la sociedad y de la economía basadas en el aprendizaje, el conocimiento y la innovación en Maloka.

De igual modo, se otorgaron dos menciones de honor; la primera de ellas correspondió a Adriana Cecilia Zableh Solano, representante de Santander, quien en el 2000, con el respaldo de la Asociación Sanar de Bogotá y en compañía del oncólogo pediatra Ernesto Rueda Arenas, fundó la Asociación Sanar seccional Bucaramanga para apoyar a niños con cáncer y a sus familias.

La segunda mención fue para Elsa Martínez de Narváez, de la Asociación Pan de Vida CER, de Cundinamarca, que ofrece alimentación a más de 800 niños, adultos mayores y madres gestantes pertenecientes a siete comunidades vulnerables.

La XXVIII versión del Premio Cafam a la Mujer rindió homenaje a Natalia Ponce de León, símbolo de la lucha contra los ataques de ácido en Colombia.

El año pasado, la representante de Chocó, Josefina Klinger Zuñiga, fue proclamada Mujer Cafam por su gestión frente a la Corporación Mano Cambiada, que se basa en una práctica ancestral relacionada con el trueque de oficios.

A las 28 versiones del Premio han sido postuladas más de 4.200 mujeres, todas símbolos de lucha, amor y generosidad.

POR: REDACCIÓN VIDA / EL TIEMPO

Leer mas...
Suscribirse RSS